RSS

Angels fall, all for you.....heretic

viernes, 17 de julio de 2009

Pues como ya lo comentaba en twitter a algunos, anoche tuve un sueño sumamente raro. Creo que, sin exagerar, ha sido el sueño más extraño que he tenido (por lo menos de todos los que me acuerdo).

Antes que otra cosa, tengo que contarles un par de cosas como preámbulo. Una, resulta que hay una chica que me gusta desde la prepa (y por alguna estúpida razón, situación que sigo sin comprender, nunca he intentado nada con ella. Pero esa es otra historia que en su momento les contaré), y pues anoché no sé por qué me fui a dormir pensando en ella. Dos, anoche, antes de dormir también, me puse a escuchar unas rolitas de Dream Theater. Eventualmente me empezó a ganar el sueño, apagué mi reproductor y me dormí.

Ahora el sueño.

Estaba entrando a un edificio público. No estoy seguro si se trataba de un hospital o algún edificio del gobierno, pero tenía una sala de espera bastante grande justo a la entrada, así que me senté. Para amenizar el ambiente en la sala, pusieron de música de fondo una canción de, precisamente, Dream Theater. Me pareció bastante raro, pero no le di mayor importancia y seguí esperando. De pronto, comienzo a ver gente afuera del edificio, pegada a las ventanas. Para esto, la sala de espera ya era otra: pasó de ser una sala amplia de color naranja a una sala más reducida con tintes azules y menos iluminada, y nos encontrábamos ya varios pisos más arriba. Algunas personas que estaban conmigo en la sala comenzaron a atarlas con mecates y a sujetarlos a tubos o postes que encontraban por ahí, y despúes comprendí que estas personas querían aventarse, como si se tratara de un bungee o algo por el estilo. Todo esto mientras seguía la rola de Dream Theater de fondo. De pronto, alguien aventó una colilla de cigarro al piso. La música se interrumpió, se fue la luz por unos instantes y la gente que estaba afuera del edificio queriendo aventarse desapareció. Incluso las ventanas también desaparecieron. Ahora estábamos todos sentados en otra sala aún más pequeña.

Mientras ocurría todo eso, vi a la chica que les comentaba al principio. Estaba en otra sala de espera, sentada también. Al verla, quise ir a saludarla, pero por alguna razón no lo hice, y me quedé sentado en la sala donde yo estaba. Sin poder hacer nada más, me pasé el rato pensando en ella y estirando la cabeza, volteando a mi alrededor a ver si de casualidad la veía, pero nada.

Pasó el tiempo y de pronto, como si hubiera terminado una película en el cine, la gente comenzó a levantarse de sus lugares y se iba. Me quedé bastante extrañado, pero decidí seguirlos. En eso, veo a la chica cruzando la sala, entre toda la gente que se movía. Quise levantarme rápidamente para alcanzarla, pero tardé una eternidad en hacerlo. Logré levantarme de mi lugar y empecé a caminar. A partir de este momento mi sueño se vuelve una especie de videojuego. La perspectiva ya no era desde mis ojos, sino que ahora lo veía todo desde arriba, como si hubiera una cámara en el techo. Además, ahora tenía una barra verde que indicaba mi energía y poseía un mapa bastante curioso que indicaba mi posición y la de los demás con unos pequeños triangulitos. Yo estaba representado con un triangulito amarillo, mientras que mi chica (Ja!, Ojalá fuera mía) estaba representado con uno blanco. Todos los demás eran rojos. La disposición del edificio también cambió, ya que ahora cada cuarto era una pantalla diferente....

Estando las cosas así, me levanté de mi asiento y comencé a moverme. Vi a la chica dirigirse hacia otra "pantalla". La seguí, pero al querer pasarme al siguiente cuarto (o a la siguiente pantalla, pues) me salió no sé de donde carajos una pantalla de navegador, pidiéndome que iniciara sesión con mi cuenta de Live (WTF????). Al parecer estaba nervioso, porque me tardé muchísimo en poner mis datos, me equivocaba mucho al escribir y perdía tiempo al estar borrando. Cuando por fin inicié mi sesión, me apareció una ventana de conversación de Messenger. Era ella, preguntándome "¿Por qué me hablas?" (aunque ni siquiera le había dirigido una sola palabra). Sólo le contesté "No sé. Supongo que es la costumbre". La conversación se cerró y avancé al siguente cuarto, pero ya había perdido demasiado tiempo y perdí a la chica de vista. Consulté mi mapa para ver si lograba localizarla, pero no vi ningún triangulito blanco por ningún lado.

Ahora me encuentro afuera del edificio. Exploré mi alrededor para ver donde changos estaba y para ver si encontraba a ésta chica. Al parecer estaba cerca de la costa, porque el cielo estaba despejado y era de un color azul muy intenso, además de que se sentía una brisa bastante rica. Mientras estaba en la pendeja, un hombre me atacó. Logré zafármelo y lo golpee hasta dejarlo inconsciente......pero unos segundos después se levantaba y volvía a atacarme. Lo tumbé un par de veces más y me metí al edificio a refugiarme, además de que intuía que mi chica seguía dentro del edificio.

Cuando entré, vi a una mujer gorda vestida de morado que me preguntó "¿Qué haces?". Le dije que estaba buscando a una persona y me proporcionó dos mapas, uno de la zona en la que me encontraba y otro del edificio (aunque no sé para que me lo dio, si supuestamente yo ya cargaba uno). Les eché un vistazo, pero eran un completo desmadre: solo se veían un montón de líneas de colores entrecruzadas, sin representar absolutamente nada. Eso sí, los triangulitos que indicaban la posición de la gente seguián ahí. Para acabarla de fregar, en ese momento me doy cuenta que el edificio cambiaba de forma cada cierto tiempo ya que, en el mapa que me acababa de dar, desaparecieron repentinamente unas líneas (que supuestamente representaban una parte del edificio) y el resto se acomodaba de una forma completamente diferente a la que había visto al principio. Confundido, seguía viendo el mapa, sin saber qué hacer. De pronto, se me ocurrió poner mi dedo en un punto aleatorio del mapa. Cuando lo dejé de ver, me di cuenta que estaba ya en otro lado del edificio, aparentemente en el punto sobre el que puse mi dedo.

Empecé a caminar sin rumbo, tratando de localizar a la chica. Observaba de vez en vez el mapa para ver si aparecía un triangulito blanco en los alrededores, pero nada. En una de esas, el triangulito blanco apareció sobre mi posición. Soprendido, quité el mapa de mi vista y comencé a observar a mis alrededores, pero nunca vi a nadie. Para ese entonces ya estaba harto y un tanto triste, y decidí salir del edificio. Bajé por las escaleras de atrás, que me quedaban más cerca.

Cuando salí, vi que un coche negro se acercaba. Se detuvo en la entrada del edificio y varias chavas que iban a bordo se bajaron. Reconocí a una, que también era compañera de la prepa, y entonces recordé que la chica y ella se llevaban, así que supuse que vendría con ellas. Me acerqué a preguntarle, pero resultó que no, y que ya tenía un buen rato sin saber de ella.

Decepcionado, comencé a caminar, alejándome del edificio.....cuando el hombrecillo que me había atacado la primera vez volvió a atacarme. Me lo quité de encima no sé cómo y lo volví a dejar inconsciente. Cuando despertó, entró en razón por unos instantes. Era un tipo bastante raro. Iba vestido de traje y tenía unos ojos azules, pero de un tono muy claro, prácticamente blancos y me explicó que era una especie de hombre lobo, pero sin ser precisamente un hombre lobo.....

Después de eso sólo escuché a mi madre que abría la puerta y me desperté. Y a mi chica jamás la encontré.....

2 comentarios:

Quique dijo...

Bienvenido al club de los imposibles (8)

No manches, creo que es de tus mejores post, tienes que tener sueños raros más seguidos.

Por cierto, NO MÁS CERVEZA ni videojuegos :P (nótense las mayúsculas LOLsote)

ru dijo...

Órales, estás ben orate.